Siento rabia.



El país se militariza lentamente, caminar por la ciudad de Xalapa puede garantizarte encontrarte con marinos armados, listos para disparar, dispararte; mientras una familia busca desesperadamente a su hija, el gobernador del estado de Veracruz se ocupa de que no haya disturbios causados por las redes sociales, y entonces no puedo postear si desde mi casa escuché algo parecido a una balacera, no vaya a ser que me apliquen la Ley Duarte.

Yucatán. Mérida es una ciudad que todavía presume de ser segura, de tener calles iluminadas y relativamente tranquilas, pero antes de irme del estado ya habían aplicado la de los retenes en las entradas de la ciudad, no vaya a ser que entre los ciudadanos se “cuele” algún narco, el estado ya se había endeudado y seguía la duda latente de por qué hay varias obras públicas truncas, pero los costos de las producciones de dichas obras siguen apareciendo en el informe de gastos del gobierno de Ivonne Ortega.

No entiendo. ¿Qué haré la próxima vez que esté ante una urna? ¿Sirve de algo que intente sacar mi frustración de este modo? ¿Pasará algo luego de las marchas contra la violencia? ¿Tendrá que morir al menos un hijo de cada familia para que todo el pueblo mexicano sienta una razón para marchar y protestar, para pedir la paz? No lo sé. De verdad no lo sé pero quisiera saberlo. No me basta con estar trabajando de voluntaria para prevenir la violencia de género en niveles escolares básicos, no me basta ser tan ambiciosa como para proponer una iniciativa de Ley educativa, NO ME BASTA con nada. Cada vez reconozco más la obligación de ser mexicana y de pretender que pertenezco a un país democrático.

Hoy no sé nada.

Sólo sé que siento rabia, y que ya no puedo. Viviré pues para no tener motivos para seguirla sintiendo. Hay que luchar.


2 comentarios:

Lo Arlequin dijo...

No sé nada. Así de simple. Pero me gustaría hablar contigo. Siguo siendo Irving.

LiLiTh (NeFeSh) dijo...

Hola. Me acordé de ti porque revisé mi viejo blog. Y recordé cómo yo también me he horrorizado por la violencia, por la militarización del país... aquí mi versión de los hechos (de otro blog, donde firmo con mi nombre real). Beso, que estés bien.

http://isabelarango.blogspot.mx/search/label/narcotr%C3%A1fico

http://isabelarango.blogspot.mx/search/label/mi%20pa%C3%ADs%20me%20duele

 

Virginia Sánchez (Visago)

Mi foto
Mexico
Virginia Sánchez González (Yucatán, 1990), Lic. en Teatro por la Universidad Veracruzana. Practicante y estudiosa del hecho teatral, participó en diversas obras de teatro como actriz de reparto y apoyo escénico entre los años 2008 y 2010; ha sido becaria del Curso de creación literaria para jóvenes de la Fundación para las Letras Mexicanas en conjunto con la Universidad Veracruzana en el año 2010, y posteriormente con la Universidad Metropolitana de Monterrey en el 2011, así como por el Instituto de Cultura de Yucatán y el FRCA Zona Sur para el Diplomado en Dramaturgia, Programa de cooperación e intercambio de la zona sur. Ha colaborado en la revista electrónica de Laboratorio escénico A.C. y Revista AEDA; actualmente continúa trabajando en el campo de la dirección escénica, dramaturgia y pedagogía.